Acudí a Pablo con un cuadro de sinusitis recurrente que arrastraba desde hacía varios meses y se me había complicado. Físicamente había perdido el gusto y el olfato y era muy visible en la mirada, ojos hinchados y tristes. Personalmente atravesaba una situación de duelo difícil de digerir que me inundaba de tristeza.

Acepté su propuesta que combinaba dieta y entrenamiento fisicoenergético.

Con la primera dieta de 5 días el cuadro de sinusitis remitió notablemente.

Con la segunda de 10 días recuperé el olfato y el gusto y acompañado del entrenamiento, mi cuerpo se definió, perdí volumen y recuperé fuerza anímica.

Con la tercera de 15 días, de la sinusitis sólo quedaba una ligera molestia al presionar en las cejas.
Mi energía vital se había recuperado, mi cuerpo se había nutrido y aparecía esbelto y más joven.

Después de mes y medio físicamente me siento estupenda, tanto por fuera como por dentro y anímicamente el duelo ya no me hunde ni impide avanzar y abrirme a lo nuevo.

Para decirlo pronto y claro, el trabajo de Pablo me parece indispensable para quien quiere avanzar hacia su salud y materialización de su potencial.

Luchy López

Pablo transmite claridad, fuerza y determinación, justo lo que seguir su dieta ha producido en mi.

Ademas de pérdida de peso y más vigor y energía,haciendo que me sienta más atractiva y presente.Siempre atento y comprometido en el seguimiento que realiza hasta que incorporas el cambio.El es el mejor mensajero de su vida saludable y comprometida ya que es su forma de vivir.¡Qué más garantía puede haber!…y sobre todo lo hace fácil!…

Muchísimas gracias Pablo,en mi ha habido un antes y un después.

Alicia Gonzálvez

Mi primer contacto con la alimentación energética surgió de la necesidad de hacer una depuración (mi cuerpo me la estaba pidiendo a gritos) con la finalidad de perder también algunos kilos.

Mi sorpresa fué que, en mi primera consulta, Pablo vió otras de mis necesidades más allá de perder peso. Eso me sorprendió y gustó.

Una vez empecé con el programa nutricional, observé cambios evidentes desde el primer día, desde dentro hacia fuera la limpieza se extendía en todos los sentidos, afloraban emociones y la gente de mi alrededor empezaba a apreciar el cambio externo e interno. Me empecé a sentir más conectada con mi cuerpo, aprendí a escucharlo y adquirí una consciencia de cómo me sentaba lo que comía, cómo me nutría. Identificaba aquellos alimentos que no me aportaban nada ya, y podía sentir que esos alimentos antiguos me intoxicaban. En definitiva me hice más consciente de la relación entre el alimento y mis emociones.

Un tiempo después sumé, a la alimentación, el entrenamiento Fitness Chi Kung con Pablo y esa combinación ya fué alucinante, la escucha y reconocimiento interno era ya a todos los niveles. Se despierto una energía que hizo poner todo el motor en marcha y sentí que puedes conseguir lo que te propongas. La combinación de ambas disciplinas es pura energía a tu disposición para canalizarla hacia lo que te propongas, y ya no hay marcha atrás.

Luz

Qué deciros de mi experiencia con Pablo…

Para los que le conozcáis y hayáis tratado con él, no os contaré nada nuevo, ya que probablemente habréis sentido las mismas sensaciones que yo. Pero para los que seáis nuevos por aquí, prepararos y leer atentamente las siguientes líneas, ya que seguro querréis sentir lo mismo que yo!

Conocía a Pablo hace un par de años, ya que suelo acudir a su tienda en Ayala a comprar comida de calidad (fruta ecológica, cereales integrales etc). Cuando me enteré que iba a abrir una consulta no dudé en pedir cita, ya que quería conocer con más detalle la filosofía acerca de la propuesta macrobiótica.

No conocía mucho más allá que lo básico sobre la alimentación macrobiótica, ya que llevaba unos años incorporando ciertos alimentos como el mijo, quinoa, tofu, tempeh etc. en mi dieta. Pero Pablo me abrió los ojos y me hizo mirar más allá de la alimentación, comprendiendo que esto es una filosofía de vida.

Yo como deportista, y corredora de carreras populares, quería sentirme llena de energía y Pablo lo ha conseguido! No solo me siento a tope de energía (como para parar un tren), sino que además el entrenamiento me ha ayudado a sentirme más vital, con mayor poder de concentración etc. Me siento con energía tanto física como mental, la cual me ayuda a lograr los objetivos que me propongo; como corredora que soy he conseguido mi reto del 2016 que era acabar una Maratón!!

Además, he podido cocinar muchas recetas nuevas, que no solo me sientan genial, sino que están para chuparte los dedos!

Naroa Sagarna

Conocí a Pablo cuando mi estado de salud no pasaba por un buen momento. Tenía una enfermedad crónica desde  hacía 7 años; me sentía sin energía y me impedía seguir con mi vida normal.

Había probado todo tipo de tratamientos farmacológicos, sin éxito.

No conocía nada sobre Macrobiótica. En un primer contacto Pablo me propuso una dieta de sustitución de alimentos que no me supuso esfuerzo, y empecé a encontrarme mejor, más vital. Me animó y me dijo que me podía curar, así que di otro paso adelante y a partir de entonces me metí de lleno en la Macrobiótica.

Cada día me sentía un poco mejor y  seguí adelante. Hice una dieta estricta de 10 días, y para mi fue un cambio definitivo, tanto mental como físico.

La alimentación Macrobiótica me estaba curando y no me estaba costando demasiado esfuerzo. Sabía que todos los alimentos nuevos que incorporaba me aportaban innumerables beneficios.

Hoy en día, con las salud recuperada sigo practicando de manera habitual este tipo de alimentación.

Hace poco tiempo he incorporado el ejercicio que imparte Pablo en su centro. Físicamente se notan los resultados en muy poco tiempo, el cuerpo se tonifica muy rápidamente. Mentalmente me encuentro mucho más tranquila, serena en la toma de decisiones, con mejor actitud frente a los problemas diarios. Energéticamente me encuentro fuerte, capaz, con muchas ganas de vivir y hacer muchas cosas!

¡Gracias Pablo por ayudarme a conseguirlo!

Animo y adelante!!!

Fina Lafragüeta