Pablo
Martín
Rivera

Pablo
Martín
Rivera

¿Te puedo proponer algo?

Si ya practicas una disciplina física, de meditación, o en tu profesión y desempeño diario, esfuérzate en hacerlo como si lo realizaras por primera vez. Aprende una y otra vez cada postura, cada movimiento, cada acción y cada sensación, y esto tendrá un efecto positivo en tu inteligencia corporal y en tu cerebro, ya que ambos crean nuevas conexiones neuronales cada vez que aprendes algo nuevo.

A través del yoga, zen, mikkyo, wu su, tao yin, medicina china… y más disciplinas, he desarrollado mi propia mirada bioenergética. Un programa de acondicionamiento físico y espiritual, un sistema de enseñanza, con una metodología especializada en dominar los patrones de movimiento energético en situaciones reales y orientado a la máxima eficiencia de tu sistema.

En mis clases la gente aprende a estar quieta y en calma, a sentir partes concretas de su anatomía, de su psicología, a realizar movimientos que no conocen de su propio cuerpo, a gestionar sensaciones que no habían imaginado, a atravesar la inseguridad, el temor y la ira, a sentir los rasgos de carácter encerrados en cada músculo, a desplegar nuevos campos sensoriales, nuevos talentos. Las posturas y secuencias de entrenamiento siempre giran sobre tu ángulo más débil y así tú te haces más fuerte. Si te sientes incómodo con ciertas posturas, ciertos miedos o ciertas creencias, me voy a centrar en eso.